Seguridad en el trabajo (II): Que (no) te parta un rayo

Salvo que seas Frankenstein, te quieras convertir en una roca metamórfica o se te antoje un tatuaje gratuito, no te conviene ser alcanzado por un rayo.

Por eso en esta entrada voy a explicar brevemente qué hay que hacer en caso de que te pille una tormenta con aparato eléctrico en el campo.

Naturalmente, la primera opción es prevenir, es decir, echarle un vistazo al parte meteorológico o conocer las pautas del tiempo en nuestra zona de estudio (por ejemplo, en zonas de montaña las tormentas se forman por la tarde), de tal manera que podamos impedir que nuestra salida al campo coincida con una posible tormenta.

Recientemente ha salido un estudio sobre los lugares del mundo en los que más rayos caen


Tened en cuenta que la noticia es de Europa Press, agencia que no se caracteriza por su rigor en lo que a noticias de ciencia se refiere.

No obstante, en determinados lugares se pueden formar tormentas imprevistas en muy poco tiempo. Cuando estuve de post-doc en Colorado me contaron que la mayor causa de muerte en las Rocosas era por impactos de rayo y que estuviera muy pendiente de los cambios bruscos de tiempo.
Si lleváis un barómetro analógico, se suele volver loco antes de una tormenta; si tenéis un GPS con un altímetro barométrico os puede servir también para predecir una posible tormenta. Pero ojo, esta capacidad predictiva funciona mejor en modo estacionario, si estáis subiendo y bajando por la montaña los cambios de presión serán posiblemente normales.

Una vez que estamos en el campo y nos pilla una tormenta, lo más seguro es meterse en un edificio grande que tenga cableado eléctrico. Evidentemente, esta es una opción poco realista en mitad del campo, salvo que haya instalaciones mineras o una granja cerca (pero ojo, no valen cabañas pequeñas, ni graneros, ni establos, ni, evidentemente, Farmville).

Una opción más viable es meterse en el coche con las ventanillas subidas y sin tocar ninguna de sus partes metálicas. Sin comerlo ni beberlo, formarás parte de un dispositivo conocido como caja o jaula de Faraday. En el siguiente vídeo encontrarás una sencilla explicación de este fenómeno físico (además de una barata manera de desconectar)

En caso de no tener el coche cerca, lo primero que hay que hacer es deshacerse del metal (sea vil o no) que llevemos encima: lo más evidente en nuestro caso es el martillo, pero también brújula, lupa, y nuestras escalas fotográfica y de dureza 3 favoritas. El móvil y la hebilla del cinturón son otros objetos que pueden atraer un rayo. Y, por supuesto, el palo selfie. También conviene alejarse de vallas metálicas. Mirad lo que les ocurrió a estas vacas (foto sacada del NOAA)

En segundo lugar, hay que evitar convertirse en un objeto que destacado, es decir, hay que salir alejarse de las cimas y las crestas.

En tercer lugar, alejarse del agua (arroyos, estanques, zonas inundadas) y mantenerse lo más seco posible (¡qué cachondo!, ¿eh? En mitad de una tormenta y seco).

Dependiendo del paisaje que nos rodee tenemos varias opciones.

1) En zonas llanas y sin árboles, lo ideal es sentarse en el suelo sobre una superficie seca, con las botas puestas, tapados con un plástico y formando un ovillo. Encontrar una superficie seca en medio de una tormenta puede ser una tarea ciertamente complicada, pero podemos sentarnos encima de la mochila (eso sí, después de quitar todos los objetos metálicos), o de bolsas para muestras para que actúen como “aislantes”. Ni se os ocurra tumbaros cuan largos sois, mirad lo que hace un rayo al impactar sobre el suelo para comprobar que no es una buena idea

2) Si hubiera árboles, hay que evitar ponerse debajo de los más altos, sobre todo si están muy separados unos de otros. Pero sí podemos ponernos debajo de un grupo de árboles que no sean muy altos.

3) Si hay escarpes altos (de unos 15 metros), no es recomendable colocarse justo pegado a la pared (ni siquiera si hay un saliente de roca encima), lo más seguro es situarse entre 2 y 8 metros de ella. Tampoco son seguras las entradas a cuevas.

Algunos ejemplo de posiciones seguras o peligrosas durante una tormenta eléctrica. Figura sacada de Coineau, Y. y Knoeffler, L.P. (1983). Vivir y sobrevivir en la naturaleza. Editorial RM, Barcelona. 274 pp.
Algunos ejemplo de posiciones seguras o peligrosas durante una tormenta eléctrica. Figura sacada de Coineau, Y. y Knoeffler, L.P. (1983). Vivir y sobrevivir en la naturaleza. Editorial RM, Barcelona. 274 pp.
Primeros auxilios

Si a pesar de todas las precauciones, uno de los rayos alcanza a vuestro compañero lo primero es comprobar si respira y si tiene pulso. No os preocupéis, podéis tocarlo sin problema, que no os dará calambre.

Ya sabéis que el pulso hay que tomarlo con el dedo índice en la muñeca o en el cuello; si usas el pulgar te puede confundir tu propio pulso.

Cómo tomar el pulso. Figura sacada de Boswell,  J. y Reiger, G. (1982). Manual de supervivencia. Ediciones Martínez Roca, S.A., Barcelona. 348 pp.
Cómo tomar el pulso. Figura sacada de Boswell, J. y Reiger, G. (1982). Manual de supervivencia. Ediciones Martínez Roca, S.A., Barcelona. 348 pp.

Para la respiración, puedes usar el truco del espejo. Pones el espejo de la brújula debajo de la nariz y si se empaña, respira. Pero ojo, recuerda que el espejo mojado no se empaña, acuérdate de lo que le pasa al espejo del cuarto de baño cuando sales de ducharte; una vez que pasas la mano, no vuelve a empañarse.

Si no tiene pulso y no respira, tendrás que practicar una reanimación cardiopulmonar. Esta operación la hemos visto en muchas películas y parece fácil, pero hay que tener en cuenta algunas cosas:

1) Las vías respiratorias han de estar abiertas. Hay que comprobar que la garganta esté abierta y que la lengua no esté incordiando. Al insuflar aire, se debe expandir el tórax del accidentado.

Cómo abrir las vías respiratorias antes de practicar un boca a boca. Fuente: Igual que la figura anterior.
Cómo abrir las vías respiratorias antes de practicar un boca a boca. Figura sacada de Boswell, J. y Reiger, G. (1982). Manual de supervivencia. Ediciones Martínez Roca, S.A., Barcelona. 348 pp.

2) Hay que tapar la nariz del sujeto.

Cómo practicar el boca a boca. Figura sacada de Coineau, Y. y Knoeffler, L.P. (1983). Vivir y sobrevivir en la naturaleza. Editorial RM, Barcelona. 274 pp.
Cómo practicar el boca a boca. Figura sacada de Coineau, Y. y Knoeffler, L.P. (1983). Vivir y sobrevivir en la naturaleza. Editorial RM, Barcelona. 274 pp.

3) El masaje cardíaco hay que aplicarlo en el esternón, pero no con mucha fuerza, para evitar una fractura.

Postura para practicar un masaje cardíaco externo. Fuente: Igual que la figura anterior.
Postura para practicar un masaje cardíaco externo. Figura sacada de Boswell, J. y Reiger, G. (1982). Manual de supervivencia. Ediciones Martínez Roca, S.A., Barcelona. 348 pp.

4) Un ritmo aceptable sería de 15 compresiones cardíacas y 2 insuflaciones relativamente rápidas a pleno pulmón.

En cualquier caso, yo estoy dándote solamente unas pautas generales, lo mejor es hacer un curso de primeros auxilios, como este de la Cruz Roja.

Otra posible lesión de alguien al que le ha caído un rayo son las quemaduras. En este caso, hay que quitar la ropa con muchísimo cuidado y mantener limpia la quemadura. Es muy importante no romper las ampollas si estas llegasen a formarse.

Por favor, no dudes en hacer un comentario si ves algún error u omisión en lo que acabo de exponer.

Acabo con un tema de The Doors que tiene un título muy apropiado para esta entrada, Riders on the Storm.


Actualización 25 de junio de 2015

He visto un tuit del Servicio Geológico de los Estados Unidos sobre el tema de los rayos que os puede resultar interesante


La entrada anterior de la serie “Seguridad en el trabajo” la puedes encontrar aquí:

1) Muestras, martillo y el coche.

Anuncios

4 comentarios en “Seguridad en el trabajo (II): Que (no) te parta un rayo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s