Seguridad en el trabajo (III): Garrapatas

Mira que me he topado con gentuza a lo largo de mi carrera, pero el que se lleva la palma es el supuesto “supervisor” de mi post-doc en los USA (que al final no era ni supervisor, ni infravisor, ni nada, el tiparraco; por no ser, no era ni americano). De lo repulsivo que era le tuve que poner el mote (entre otros muchos) de claw-leg (literalmente garra-pata, aunque realmente se dice tick en inglés; lo aclaro, que luego algunos se lían).

Porque estos bichos son de lo más repugnante que nos podemos encontrar en el campo. Además del asco que nos provocan, pueden ser transmisores de enfermedades varias, así que os voy a dar unos consejos para minimizar el riesgo de ser parasitado por uno de estos seres y, en caso de haber sido abordado, cómo deshacerse de ello(s). Estos métodos solo son válidos para garrapatas arácnidas. Para garrapatas humanoides hay que usar mucha mano izquierda (unos cuantos jabs seguidos de un uppercut con la derecha).

Prevención

Como siempre, lo mejor es prevenir. Muchos se piensan que el campo es su mejor oportunidad de lucir palmito y, en algunos campamentos, he tenido la sensación de estar rodeado de tronistos y tronistasas de MyHyV.

Por mí, como si eres Perico el de los Palotes. Así no se viene al campo, eres carne de cañón. Fuente: Cuore, número 437, p. 68
Por mí, como si eres Perico el de los Palotes. Así no se viene al campo, eres carne de cañón. Fuente: Cuore, número 437, p. 68

Pero el trabajo de campo no es ninguna broma y hay que ir bien preparado, tanto si vamos a Patones, como si nos toca cartografiar la Cochimbamba.

Así que tomad nota:

1) Averiguad si en la zona donde vais a hacer campo hay garrapatas. Podéis preguntar a compañeros que ya hayan ido allí o a vuestros profesores.

2) Usad pantalones largos y camisas de manga larga (incluso en verano), sobre todo si sospecháis que en la zona por la que vais a caminar es parte de su hábitat (hierba alta, matorrales, helechos, bosque bajo, zonas con ganado). Procurad llevar la camisa por dentro; no se trata de ir como un pincel, sino de cortarle el paso a las garrapatas.

3) La ropa ha de ser de colores claros, para así localizar fácilmente a los bichos esos.

4) Poneos los calcetines por encima de los pantalones.

No se me ocurre ningún pie de foto apropiado...
No se me ocurre ningún pie de foto apropiado…

Sí, lo sé, esto va en contra de nuestras convicciones más profundas, incluso si no tenemos ninguna. Es peor que llevar cangrejeras con calcetines blancos o un bolso verde fosforito con zapatos rojos. Pero recordad: estáis en el campo solos y no sois nadie famoso, es decir, no hay paparazzis del Cuore ávidos de pillaros en un renuncio modal para luego mofarse en sus páginas de papel couché. Tampoco seréis protagonistas de la Asamblea Fashion.

Seguro que esto os ayuda a quitaros los complejos. He ocultado el nombre de la chica para proteger su intimidad, pobrecilla. Fuente: Cuore, número 437, p. 12.
Seguro que esto os ayuda a quitaros los complejos. He ocultado el nombre de la chica para proteger su intimidad, pobrecilla. Fuente: Cuore, número 437, p. 12.

5) Usad repelente de insectos. He leído que es aconsejable rociar botas y pantalones con productos que lleven permetrina (ojo con los gatos, parece que es tóxica para ellos).
Otro producto específico contra garrapatas que se aplica sobre la piel es el DEET.
Finalmente, tenéis la opción de llevar un collar anti-garrapatas para perro. Creedme, si lleváis los pantalones por dentro de los calcetines nadie se va a fijar en el detalle del collar; además, deberíais llevarlo alrededor de las botas, como en esta película.

6) Revisaos la ropa y la piel con frecuencia mientras estéis en el campo.

Conviene echarse un vistazo de vez en cuando para controlar si hemos sido parasitados (Fuente: Flickr, a través de  Somos primates).
Conviene echarse un vistazo de vez en cuando para controlar si hemos sido parasitados (Fuente: Flickr, a través de Somos primates).

A la vuelta del campo, hay que ducharse (las garrapatas pueden deambular por vuestro cuerpo horas hasta que se decidan a asentar la cabeza) y hacerse un examen más exhaustivo por todas las zonas velludas del cuerpo (y sí, también en la cabeza).

Extracción

De toda la vida de dios las garrapatas se han quitado con uno de estos métodos: quemándolas, empapándolas en aceite, en alcohol, con tabaco húmedo (no olvidemos que la nicotina es un veneno), o con humo.

Los métodos clásicos de extracción de garrapatas ya no valen. Los de PACMA seguro que estarán muy contentos. Fuente: Guía del Explorador: Primeros auxilios. Ediciones Plesa.
Los métodos clásicos de extracción de garrapatas ya no valen. Los de PACMA seguro que estarán muy contentos. Fuente: Guía del Explorador: Primeros auxilios. Ediciones Plesa.

Bueno, pues ahora parece que no. Resulta que así consigues también estresarlas y te devuelven parte de la sangre que te han extraído. La sangre y toda la morralla que llevan dentro. Me encanta como lo dice la Wikipedia, literalmente: “Lo ideal es que se retire al insecto evitando que regurgite sus peligrosos jugos bacterianos al torrente sanguíneo“. Hay que reconocer que colocar en una misma frase las palabras regurgitar, jugos y torrente sin parecer un depravado de la peor calaña tiene muchísimo mérito.

Y no, su mordedura no te convertirá en un superhéroe (y si así fuera, te llamarías Garrapataman; es para pensárselo).

Ahora la moda es extraerlas con unas pinzas. Pero no vale cualquier tipo de pinza, tienen que ser de punta fina, para poder agarrar la garrapata por la cabeza y no apretar el cuerpo.

Quién me iba a decir que las pinzas que uso para separar circones son las ideales para sacar garrapatas.
Quién me iba a decir que las pinzas que uso para separar circones son las ideales para sacar garrapatas.

Una vez extraída, hay que desinfectar la zona con alcohol, ese fiel compañero del geólogo.

[tweet https://twitter.com/metageologist/status/508703693643194368]

Para acabar, os dejo un enlace a una web de la Universidad de Rhode Island dedicada al apasionante mundo de las garrapatas, y un par de vídeos muy buenos donde explican perfectamente cómo extraer una garrapata de manera correcta y en armonía con el medio ambiente. El segundo da bastante grima y me recuerda por qué no he hecho biología (ni soy zoófilo, ni animalista, ni chorradas por el estilo).

Por cierto, ¿a que ahora os pica todo? Lo que es la mente…


Tras unos días publicada esta entrada, ha habido varias interacciones en Twitter que merece la pena considerar.

Por muchas precauciones que tomes, nunca estarás a salvo MUAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA

[tweet https://twitter.com/RSpitfire/status/514026031909728256]

El lyme no es un sedimento clástico de tamaño de grano fino, ni siquiera uno de naturaleza calcárea; es una de esas enfermedades que te pueden transmitir las garrapatas y que, si no se trata a tiempo, te puede dejar muy, muy fastidiado. Y ojito con los helechos.

[tweet https://twitter.com/Geoenfurecido/status/514153210697613312]

Y finalmente, me olvidé de poner un tema relacionado. Por petición popular os pongo este cuyo título, traducido libremente, viene a decir: Haberte puesto los calcetines bien.

[tweet https://twitter.com/gabigutialo/status/514192174242865152]

Actualización del 6 de noviembre de 2016

Os comparto una infografía que encontré en Twitter

ckn_cuuwiaagtro-jpg-large


Las anteriores entradas de la serie “Seguridad en el trabajo” las puedes encontrar aquí:

1) Muestras, martillo y el coche.
2) Que (no) te parta un rayo.

Anuncios

5 pensamientos en “Seguridad en el trabajo (III): Garrapatas”

  1. Que tal. Podría decirse que son un visitante recurrente de este lugar (como estudiante universitario de geología que soy) y que a mi parecer este blog es ¡simplemente estupendo!…es de gran calidad y útil para geólogos y aficionados a la geología, además de ser extremadamente divertido de leer.

    Hace unos días recibí una nominación a un curioso premio de blogueros para blogueros. Se denomina “Premio Dardos” y tiene una dinámica interesante. Algo así como pasar la estafeta. Así que debido a lo anterior y a que aprecio demasiado la labor que realiza como bloguero, me tomé el atrevimiento de nominar a su blog junto con otros 14 (como marca la “tradición”)

    Ojalá decida participar en este “reconocimiento” y nos comparta los espacios que más admira. Para mayor información, puede consultar la entrada en que realicé mis nominaciones. (http://bibliotecadeinvestigaciones.wordpress.com/2014/10/03/premio-dardos/)

    Enhorabuena, muchas felicidades y ánimo con esta maravillosa labor.

    ¡Saludos desde México!

    Me gusta

    1. Hola, muchísimas gracias por tu comentario. Aunque no soy yo muy amigo de adulaciones, nunca viene mal que le digan a uno estas cosas, la verdad.
      Me encanta la idea del Premio Dardos, aunque me dejas una dura tarea, que es encontrar 15 blogs para volver a nominar 🙂 ¡He visto tu lista y coincidimos en la mayoría! Bueno, veré cómo me las arreglo.
      Espero que sigas disfrutando de mis entradas. Algún día tengo que contar mis aventuras por México, donde tuve el placer de trabajar una temporada.

      Saludos desde Madrid

      Pedro

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s