#ThinSectionThursday 2: Mi trocito de planeta predilecto

Al contrario que los perros, que pueden dar decenas de vueltas buscando su lugar preferido para tumbarse, a mí no me ha costado nada encontrar mi trocito de planeta predilecto.

Y este pedazo terráqueo no podía estar en otro sitio que en Galicia, concretamente en el Complejo de Cabo Ortegal, situado en el norte de la provincia de A Coruña, muy cerquita de la linde con Lugo.

Faro de Cabo Ortegal sobre crujiente de eclogitas acompañado de Os Aguillóns. Ni el Adrià sería capaz de cocinar eso.
Faro de Cabo Ortegal sobre crujiente de eclogitas acompañado de Os Aguillóns. Ni el Adrià sería capaz de cocinar eso.

Desde la localidad de Felgosas, situada en el interior del complejo, hasta Os Aguillóns, una serie de pequeñas islas (Insua Maior, Cabalo Xoán, Tres Irmáns, A LongaO Rodicio) repartidas enfrente del Cabo de Ortegal, se encuentra una de las mayores bandas de eclogitas del mundo, con unos 20 km de largo y una anchura variable entre 200 m y 2.5 km.

Mapa geológico de Cabo Ortegal. Tomado de Bastida et al. (1984).
Mapa geológico de Cabo Ortegal. Tomado de Bastida et al. (1984).

Dentro de esta banda hay una gran variedad de rocas, no solamente eclogitas, pero mi preferida es la que Miren Mendia denominó en su Tesis DoctoralEclogitas ricas en Al-Mg” o “Eclogitas con distena“.

Descubrimiento

La primera vez que me topé con estas rocas fue en una excursión “intra-congreso” del Basement Tectonics 15, celebrado en el Laboratorio Xeolóxico de Laxe (que fue fundado por el mítico D. Isidro Parga Pondal).

Me encantan las guías de campo, pero esta me gusta especialmente.
Me encantan las guías de campo, pero esta me gusta especialmente.

La excursión estuvo organizada por geólogos de la Universidad de País Vasco (Gil Ibarguchi, Ábalos, Azcárraga, Mendia y Puelles) y en ella nos dieron un repaso bastante completo de las diferentes litologías que aparecen en Cabo Ortegal (que son bastantes). Al escribir esto, me viene a la memoria una frase que me enseñaron de (más) joven: En Galicia hay tanta variedad de rocas porque cuando dios la creó, en el saco de las piedras solo quedaban migas. Ahora me suena supercursi, aunque en su día me hizo gracia.

El año antes de empezar Geología en la UCM me matriculé en Bioloxía de la USC. En la asignatura de Xeoloxía visitamos Cabo Ortegal, el melenudo de la izquierda es mi yo pasado pillado in fraganti muestreando rocas ultramáficas.
El año antes de empezar Geología en la UCM me matriculé en Bioloxía de la USC. En la asignatura de Xeoloxía visitamos Cabo Ortegal, el melenudo de la izquierda es mi yo pasado pillado in fraganti muestreando rocas ultramáficas.

Yo ya estaba familiarizado con algunas de esas litologías orteguenses (conocía el Complejo de Cabo Ortegal incluso antes de empezar la carrera), pero al llegar al afloramiento de estas eclogitas ricas en aluminio y magnesio me quedé simplemente sin palabras.

Flipad con la roca en cuestión vista con la lupa binocular en el siguiente vídeo. Las pinzas que uso para señalar son las que aparecen en esta entrada.

[youtube http://youtu.be/hIjFoc9C07k]

No me digáis que no es una monada de piedra.

Un par de apuntes mineralógicos con implicaciones protolito-metamórficas:

  1. No se ve rastro de cuarzo porque el protolito es una roca básica.
  2. No se ve rastro de plagioclasa (importante condición que deben cumplir las eclogitas).

Una aproximación decepcionante

Como siempre, ya sabéis, echamos un vistazo a la lámina a contraluz.

¿Ya has vuelto a meter la lámina delgada en la lavadora?
¿Ya has vuelto a meter la lámina delgada en la lavadora?

¿Pero no era verde, roja y azul esta piedra?, ¿se puede saber dónde %$&#@!! están los colores? ¡¡Esto es el acabóse!!

Pues mira, así aprendéis otra importante (y dura) lección: los reyes son los padres, digo, el color de los minerales en muestra de mano no tiene nada que ver con su color en lámina delgada.

Al microscopio

Ahora voy a explicar la lámina como si no hubiésemos visto la muestra de mano, como si fuera un examen, que eso le da un morbo especial.

Al poner la lámina al microscopio, ya podemos estar seguros de que la identificación de minerales no va a ser fácil, ¿o sí? Vayamos poco a poco, ya sabéis que lo mejor en estos casos es ir por partes.

Si te tocase esto en un examen podrías asegurar sin temor a equivocarte eso de: "es que el profe me tiene manía".
Si te tocase esto en un examen podrías asegurar sin temor a equivocarte eso de: “es que el profe me tiene manía”.

A primera vista, parece todo igual, pero con un poco de destreza se pueden distinguir varias cosas.

El fácil

En el centro de la imagen destacan un par de cristales de forma (hábito)  aproximadamente hexagonal (subidioblásticos), alto relieve y con un tonillo rosado.

¡ANDALUCITA!, ¡ARAGONITO!, ¡YOQUESÉITA!, ¡MELAPELITA!

No ponerse nerviositos, cruzad nícoles, venga.

Nunca cruzar nícoles da tanto gustito como en esta ocasión.
Nunca cruzar nícoles da tanto gustito como en esta ocasión.

¡Anda la osa!, pero si es isótropo=granate. Sí, es cierto, seguro que hay muchos otros miles de minerales isótropos en el Universo (que se convierten en millones en época de exámenes); pero rosadito, de forma hexagonal, idio-subidiomorfo, con inclusiones, mineral principal, alto relieve… solo le falta llevar un cartel.

Además, el “An introduction to the rock-forming minerals” de Deer, Howie and Zussman lo deja bien claro en el último párrafo de su página 39 (ojo, que yo tengo la segunda edición): Garnet is often thought of as the isotropic mineral “par excellence”.

De paso, vemos que la masa de arriba a la derecha también es granate.

Antes de continuar, una importante aclaración, que os estoy viendo venir: cuando digo hábito hexagonal, me refiero a que estamos viendo una sección bidimensional con forma de hexágono de un cristal tridimensional, no que el sistema cristalino del granate sea hexagonal. El granate cristaliza en el sistema cúbico de toda la vida, por eso se ve isótropo con nícoles cruzados.

Me he encontrado una figura para ilustrar este hecho en un libro publicado originalmente en 1918 (aunque mi edición es de 1968).

Figura que ilustra las diferentes secciones que se pueden obtener de los poliedros más comunes de algunos sistemas cristalinos. Tomada de Johannsen (1968). Manual of petrographic methods. Hafner Publishing Company, New York. 649 pp.
Figura que ilustra las diferentes secciones que se pueden obtener de los poliedros más comunes de algunos sistemas cristalinos. Tomada de Johannsen (1968). Manual of petrographic methods. Hafner Publishing Company, New York. 649 pp.

El difícil

En la parte inferior de la imagen predomina un mineral que forma cristales relativamente alargados, de menor relieve que el granate y con una textura nematoblástica. Además, parece que tiene colores de interferencia de segundo orden.

No tiene color, no tiene exfoliación, no tiene macla, ¡¡no tiene ná!! Podría ser cualquiera, así que recurrimos al descarte (René) para identificarlo. Nos fijamos entonces en la presencia o ausencia de minerales que nos resulten fáciles de reconocer. Así, nos damos cuenta de que la roca no tiene cuarzo por lo que, de los tipos de protolitos basados en la composición más comunes, podría ser ultramáfico, calcáreo, margoso o máfico. Al no haber tampoco ni serpentina ni carbonatos, el protolito es máfico.

Por otro lado, deberíamos saber que las rocas máficas metamorfizadas más comunes (esquistos verdes, esquistos azules, anfibolitas y granulitas) tienen abundante feldespato (ya sea albita, anortita o plagioclasa s.l.), menos la eclogita que, por definición, no tiene plagioclasa

Esto lo tenéis en la página 147 del Fetted y Desmons (2007).
Esto lo tenéis en la página 147 del Fettes y Desmons (2007).

Ahora ya os tiene que salir automáticamente eclogita=granate-onfacita. Como granate ya lo habéis encontrado, pues al otro mineral no le quedan más narices que ser onfacita.

Identificando este mineral habéis aprendido:

  1. Hay que saber cosas y,
  2. a veces la petrografía es como jugar al Quién es Quién, pero más divertido (oye, el que no se consuela es porque no quiere).
No solo de Grt-Omp vive la eclogita

Si tomáis cualquier manual de petrología metamórfica, buscáis eclogita en el índice temático (el del final del libro, no el del principio) y leéis lo que dice, descubriréis que la mayoría de eclogitas pueden tener un montón de minerales. No quiere decir que los vayan a tener todos juntos a la vez en todo momento, quiere decir que pueden tenerlos o no.

Yo he buscado en el Bucher y Frey (1994) y en la página 291 cita los siguientes: zoisita, cloritoide, fengita, paragonita, glaucofana, cuarzo, cianita, talco, rutilo, dolomita.

Vamos a ver si encontramos alguno (o todos ellos, como en un examen, MUHAHAHAHA).

Un detalle del mineral marcado con un 3 en la primera foto de microscopio. El campo de visión ahora es de unos 3 mm.
Un detalle del mineral marcado con un 3 en la primera foto de microscopio. El campo de visión ahora es de unos 3 mm.

Fijémonos en detalle en el mineral que está debajo de la masa de granate de la foto anterior. Aunque tiene el mismo color que el granate, presenta tres diferencias con este:

  1. Tiene menos relieve que el granate (y más que la onfacita que se ve debajo con un tono verdoso),
  2. presenta muy buena exfoliación (recordad que el granate no tiene de eso),
  3. su hábito no se aprecia bien porque es un cristal alotrioblástico (ninguna de sus caras cristalinas está bien definida), mientras que el granate en esta lámina es idio-subidioblástico.

Además, se observa una curiosa característica: tiene gran cantidad de inclusiones (tantas que podría decirse que es un cristal poikiloblástico, es decir, un cristal con muchas inclusiones).

Cruzando nícoles se aprecian mejor estas inclusiones, y vemos de paso colores de interferencia anaranjados de primer orden.

La foto anterior con nícoles cruzados.
La foto anterior con nícoles cruzados.

En esta otra imagen vemos algunos más de estos cristales poikiloblásticos.

Foto con nícoles paralelos (izquierda) y cruzados (derecha) donde se aprecian varios cristales poikiloblásticos. El que está marcado con la flecha presenta una macla simple con nícoles cruzados. Campo de visión (vertical) 5 mm.
Foto con nícoles paralelos (izquierda) y cruzados (derecha) donde se aprecian varios cristales poikiloblásticos. El que está marcado con la flecha presenta una macla simple con nícoles cruzados. Campo de visión (vertical) 5 mm.

Pues ya está: alto relieve (siempre), incoloro (siempre), buena exfoliación (no siempre), colores de interferencia entre gris y anaranjado de primer orden, macla simple (no siempre). De la lista de minerales posible, el único que cumple todo esto es la cianita.

Un accesorio bajo presión

Termino el inventario de minerales fácilmente visibles con este otro.

En el centro de la imagen hay un pequeño mineral tabular de color marrón. Campo de visión 3 mm.
En el centro de la imagen hay un pequeño mineral tabular de color marrón. Campo de visión 3 mm.

Se trata de dióxido de titanio, rutilo. Desde el punto de vista metamórfico es importante porque sugiere condiciones de alta presión (aunque entre la onfacita, el piropo y la cianita eso ya lo sabíamos).

Un mineral fuera de la lista

Hace unos años me dejaron usar un dinero de un grupo de investigación UCM y me lo gasté datando rocas de alta P y alta T de Cabo Ortegal. Me llevé circones de un par de granulitas y un par de eclogitas a la SHRIMP-RG de la Universidad de Stanford-USGS. Y, evidentemente, una de las eclogitas tenía que ser esta.

De una de las granulitas salió un Trabajo de Fin de Máster y algunos resultados de la otra eclogita los tenéis aquí y aquí.

Aunque es complicado tener circón en rocas básicas, estas sí que tenían, así que los puse en una probeta, les saqué unas fotos de cátodoluminiscencia y los datamos.

Las fotos se ven así.

Imagen de cátodo de los circones de la eclogita con cianita. Las flechas rojas señalan el lugar de los análisis de U-Pb, las flechas amarillas, los análisis de elementos traza.
Imagen de cátodo de los circones de la eclogita con cianita. Las flechas rojas señalan el lugar de los análisis de U-Pb, las flechas amarillas, los análisis de elementos traza.

La cosa prometía, porque se aprecian centros con zonado oscilatorio y sectorial (característico de ambientes magmáticos) y bordes homogéneos y poco luminiscentes (típicos de circón metamórfico). Por los datos de otros autores, esperábamos encontrar edades de unos 500 Ma en los núcleos y de unos 390 Ma en los bordes.

Pero lo que obtuvimos en cambio fue esto.

Diagrama de Tera-Wasserburg donde están representados los datos de U-Pb en circón de las eclogitas con cianita de Cabo Ortegal.
Diagrama de Tera-Wasserburg donde están representados los datos de U-Pb en circón de las eclogitas con cianita de Cabo Ortegal.

Como veis, definen un rosario de edades (para los que no sepáis qué es un rosario, es como las bolas chinas, pero solo da placer espiritual) entre los 500 y los 360 Ma, que ni siquiera definen una recta de discordia decente (tanta bola china no podía ser buena).

Es decir, los circones magmáticos originales efectivamente se formaron en torno a los 500 Ma, pero el metamorfismo posterior no fue capaz de poner a cero el reloj U-Pb de los circones, y estos se quedaron a medio camino (a ver si con las dichosas bolas se resuelve).

En fin, no se puede tener todo. En cualquier caso, sigue siendo mi trocito de planeta predilecto; el amor no entiende de edades.

Anuncios

7 comentarios en “#ThinSectionThursday 2: Mi trocito de planeta predilecto”

    1. Incluso añadiría “cosas básicas”. Solo hay que ver cómo resuelve los casos Sherlock Holmes, fijándose en una cantidad de detalles nimios que le van llevando hasta la solución de un problema. Lo describe muy bien Conan Doyle en el último capítulo de Estudio en Escarlata, cuando dice que existe muy poca gente que es capaz de, a partir de un resultado final, son capaces de deducir los pasos que han dado lugar a él.
      Eso mismo se hace al estudiar una lámina delgada: partes de un hecho consumado, un crimen petrológico, y tienes que determinar quién ha sido el culpable. Y para ello te vales de un montón de información aparentemente superflua que, bien ordenada te da la solución (que ojo, puede no ser única, no olvidemos que estamos interpretando).
      En fin, muchas gracias por tu comentario.

      Saludos
      Pedro

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s