#ThinSectionThursday 6: Hit-and-run

Interrumpimos nuestra programación habitual para comunicarles que en la madrugada del Carbonífero al Pérmico ha tenido lugar un grave atropello en la localidad alemana de Roßwein.

La víctima, una roca del complejo granulítico sajón perteneciente a la Colección Krantz, ha quedado prácticamente irreconocible. La presencia de abundante cuarzo y biotita, así como algunos rastros de granate en el lugar de los hechos, hicieron pensar en un primer momento que podría tratarse de un metasedimento.

Imagen general de la roca accidentada. Matriz cuarzofeldespática, cuarzo acintado, biotita de grano fino y porfiroclastos de granate. Arriba, nícoles paralelos (//); abajo nícoles cruzados (X). Campo de visión (CDV) de 5 mm.
Imagen general de la roca accidentada. Matriz cuarzofeldespática, cuarzo acintado, biotita de grano fino y porfiroclastos de granate. Arriba, nícoles paralelos (//); abajo nícoles cruzados (X). Campo de visión (CDV) de 5 mm.

La llamativa ausencia de moscovita sugería además que dicho metasedimento pudiera ser de alto grado, algo nada infrecuente en un terreno granulítico.

Sin embargo, fuentes oficiales consultadas en los últimos cientos de miles de años aseguran haber encontrado cierta cantidad de porfiroclastos de feldespato potásico, por lo que las autoridades competentes están empezado a barajar la hipótesis de que la víctima fuera un ortogneiss glandular.

Porfiroclasto de feldespato potásico que sugiere que el protolito era un ortogneiss glandular. CDV: 5 mm.
Porfiroclasto de feldespato potásico que sugiere que el protolito era un ortogneiss glandular. CDV: 5 mm.

También han aparecido vestigios de cristales de rutilo muy alargados y de otro mineral de alto relieve, buena exfoliación y colores de birrefringencia bajos, que se cree que pueda ser cianita. De confirmarse estos últimos minerales, al alto grado habría que sumar también una alta presión.

Cristales de rutilo alargados en la cola de presión de un porfiroclasto de granate (izquierda) y posible cristal de cianita (con buena exfoliación y color de interferencia bajo) rodeado por granate (derecha). CDV: 5 mm.
Cristales de rutilo alargados en la cola de presión de un porfiroclasto de granate (izquierda) y posible cristal de cianita (con buena exfoliación y color de interferencia bajo) rodeado por granate (derecha). CDV: 5 mm.

La textura original ha quedado totalmente transpuesta, con la excepción de los ya mencionados porfiroclastos, tanto de granate como de feldespato potásico. Independientemente del origen de la víctima, está claro que fue sometida a una severa reducción del tamaño de grano, como si hubiese pasado por un molino (molinita, deberían llamarla).

Detalle de las cintas de cuarzo donde se aprecia que están poco deformadas, algo característico de alta temperatura. CDV: 1.5 mm.
Detalle de las cintas de cuarzo donde se aprecia que están poco deformadas, algo característico de alta temperatura. CDV: 1.5 mm.

Como consecuencia del arrollamiento, la accidentada ha desarrollado gran cantidad de cintas de cuarzo (ribbons) que atestiguan, no solamente la violencia con la que se produjo el choque, sino que este aconteció a alta temperatura.

Variación de la deformación con la profundidad en agregados cuarzofeldespáticos. A baja temperatura ambos minerales son frágiles, aunque el feldespato tiene menor resistencia. La situación se invierte en el grado medio, ya en condiciones dúctiles. En grado alto, ambos minerales tienen un comportamiento similar. Fuente: Microtectonics, figura 3.42 (segunda edición).
Variación de la deformación con la profundidad en agregados cuarzofeldespáticos. A baja temperatura ambos minerales son frágiles, aunque el feldespato tiene menor resistencia. La situación se invierte en el grado medio, ya en condiciones dúctiles. En grado alto, ambos minerales tienen un comportamiento similar. Fuente: Microtectonics, figura 3.42 (segunda edición).

En las próximas épocas esperamos confirmar la identidad de la arrollada para poder ofrecerles más información sobre su situación personal y familiar.

Desde la redacción de este noticiero queremos expresar nuestra más profunda repulsa por este lamentable accidente tectónico y deseamos que las autoridades localicen a la orogenia responsable para que pague debidamente por el delito cometido.

Recordamos a nuestros detríticos lectores que extremen la precaución, sobre todo en márgenes activos, donde la experiencia se empeña en demostrarnos tristemente la abundancia de estos terribles accidentes.

Les dejamos de nuevo con el programa que les estábamos ofreciendo: Sedimentar en cuencas revueltas.


Esta publicación participa en el X Carnaval de Geología alojado por Biblioteca de Investigaciones.

Anuncios

3 comentarios en “#ThinSectionThursday 6: Hit-and-run”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s